LECTURA: El valor de los prejuicios


 
Un prejucio es falta de
información sobre un
tema, situación o
 persona.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Etimológicamente “prejuicio” significa juzgado de antemano, y explica el por qué esta palabra es utilizada para calificar los límites que usualmente nos autoimponemos o que otros nos imponen o que nosotros imponemos a quien juzgamos. Estudiar este tema no sólo es necesario, dada la meta impuesta de la transformación expresiva,  sino que además resulta liberador. Conocer esos "límites" no es tarea fácil, pues han sido trazados con información ambigüa, incompleta o inexistente, basados en meras opiniones; confronta tener certeza que hemos calificado a otros, o a nosotros mismos; por medio de prejuicios y no de juicios.

Determinadamente un prejuicio es un obstáculo en la toma de decisiones.Un prejuicio puede inhibir mis ideas frente a la planeación de mi proyecto de vida, un prejuicio puede alejarme de personas queridas o apartarme de oportunidades; un prejuicio es una primera mirada para analizar situaciones y si lo permito, termina caracterizando mi actitud frente a la vida. La manera de abordar los prejuicios es identificando la información relevante, oportuna y concreta relacionada, conocer diversos puntos de vista del tema, personas o situaciones permite un conocimiento cada vez más profundo que sin duda nos llevará a emitir un "juicio".  Analicemos de qué manera puede el prejuicio ser parte de las decisiones, qué debemos conocer de los prejuicios, los bien llamados obstáculos en la toma de decisiones.

Cuando tomo una decisión, inicio un proceso analítico y si el resultado de esa decisión me es favorable, entonces tendré la sensación de "éxito". La subjetividad esta representada fundamentalmente en los prejuicios e indica una noción preconcebida de algo o alguien.

Quien inicia un camino de autorregulación y autoconocimiento se interesa por reconocer la influencia potencial que sus prejuicios tienen sobre su razonamiento y esto es fundamental para un artista que debe trabajar sobre la base misma de su personalidad y en la mayoría de los casos cambiar toda su estructura personal por otra llamada “personaje” y en el caso de la oratoria y el liderazgo "rol".

Sin duda alguna los prejuicios no representan un aspecto negativo en la estructura personal; es más pueden tener un impacto positivo en las situaciones y en los procesos analíticos. Entonces ¿Cuál es el debate sobre los prejuicios? el debate está fundado en la información, en su precariedad o ausencia.

LA INFORMACIÓN, PIEDRA FILOSOFAL
La información les provee a las personas un punto de partida, un juicio para analizar situaciones, si esta información está limitada, limitada será la perspectiva de este punto de partida y así aparecerá el prejuicio que reemplazará de manera permanente su juicio frente a un objeto social.

Se considera que el impacto de un prejuicio es negativo en la medida que oculta la verdadera naturaleza de la información y no permite una amplia perspectiva de análisis quedándose en el juicio de valor, en este caso el “prejuicio” se evita teniendo diversas fuentes de información sobre el mismo tema, o persona que permita determinar una posición a favor o en contra.

Una persona necesita reconocer qué tipo de prejuicios existen  para que éstos no lo engañen y lo lleven a tomar decisiones erróneas en una situación de la vida, algunos de nuestros prejuicios usualmente están determinados en la infancia, nos definen para el resto de la vida; interfieren en nuestra habilidad de pensar en términos de cómo pensaría “el otro”, es lo que conocemos como sentido común, ese sentido que le damos a nuestra forma de pensar constituye nuestra forma de ser y si ese “ser” está determinado por información prejuiciosa mi accionar estará marcado por una latente falta de información y entonces justificando todo en el “sentido común” discriminaré, alejaré y tomaré decisiones.

UN LÍDER, UN ARTISTA Y LOS PREJUICIOS
Un líder es un analista permanente de información y para lograr con éxito sus propósitos necesita cantidades considerables de información relacionadas con los valores sociales y tradiciones en que se desarrolle su trabajo, que usualmente está en el marco colaborativo. Por ejemplo en el caso de un artista y la construcción de un personaje,  cuando el análisis no tiene la suficiente información sobre la situación o conflicto que enfrenta su personaje entonces depende de sus propios valores para comprender y probablemente no podrá concretar con éxito su análisis, a menos que inicie un juicioso trabajo de investigación, de lo contrario la ausencia de datos desenfocará la interpretación.

Todo líder de grupo, director, actor, orador determinadamente debe comprender y repetirse hasta el cansancio que todas las personas piensan diferente de un mismo objeto social dada su cultura y su relacionamiento primario. Un punto de partida para mejorar como líder de un proceso es, primero, intentar comprender la información, con empatía, como si quisiera entender la información en la intimidad y luego, en segunda medida criticar la misma información, antagonizando con ella, juzgando todos los puntos de vista. En equilibro las dos perspectivas me permitirán la ventaja de la objetividad.

Cuando tome una decisión debo ser vigilante de la cantidad de prejuicios que guían mi proceder; la consciencia de la información me permitirá saber si actúo en juicio o en prejuicio; la vida de conocimiento, es una vida en la que el juicio es el que determina mi experiencia y no la limitación o la falta de información.

Reflexión: ¿Qué tan prejuiciado me encuentro? ¿Creo que frente a ciertos temas requiero de mayor información? ¿Qué tan limitada es la información que poseo del mundo? ¿Me interesa llegar a conocer la naturaleza de la verdad?

 
Bibliografía
  
    Escuela de las Américas, Inteligencia de Combate - Equipo Nizkor- Derechos Human Rights
. .

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe aquí tu comentario